Caballos salvajes Asturias: Sierra del Sueve, hogar de los asturcones

Tabla de contenidos

Asturias, en el norte de España, es conocida por su belleza natural y su rica historia. Pero hay algo más que hace que esta región sea especial: los caballos salvajes asturias. Estos majestuosos animales, conocidos como asturcones, han sido parte del paisaje asturiano durante siglos y son una parte integral de la cultura y la identidad de la región. En este artículo, exploraremos la Sierra del Sueve, un lugar único donde estos caballos salvajes encuentran su hogar.

La Sierra del Sueve

La Sierra del Sueve es una cadena montañosa situada en el oriente de Asturias, cerca de la costa cantábrica. Con una extensión de aproximadamente 80 kilómetros cuadrados, esta sierra es un paraíso natural que alberga una gran diversidad de flora y fauna. Sus paisajes impresionantes, con montañas escarpadas y valles verdes, hacen de la Sierra del Sueve un lugar perfecto para la vida silvestre, incluyendo a los caballos salvajes asturias.

La Sierra del Sueve es conocida por ser el hogar de la mayor población de asturcones en libertad. Estos caballos, descendientes de los caballos prehistóricos que habitaron la región hace miles de años, han logrado sobrevivir en este entorno montañoso y han sido declarados Monumento Natural. La Sierra del Sueve ofrece el hábitat perfecto para estos animales, con amplias praderas, arroyos y bosques donde pueden encontrar alimento y refugio.

Los asturcones

Los asturcones son una raza de caballos autóctonos de Asturias, que han sido criados en la región durante siglos. Estos caballos son de tamaño pequeño, con una altura que oscila entre los 1,20 y 1,40 metros. Tienen una apariencia robusta y resistente, con una cabeza grande y fuerte, y una melena y cola espesas.

Tal vez te interese:   Calendario de carreras | Hipódromo La Zarzuela Carreras

Los asturcones son conocidos por su carácter fuerte y su resistencia. Han sido utilizados tradicionalmente para trabajos agrícolas y como caballos de montaña, debido a su capacidad para moverse por terrenos difíciles. A pesar de su tamaño, son animales ágiles y rápidos, capaces de adaptarse a las duras condiciones de la montaña.

Observación de caballos salvajes

La Sierra del Sueve ofrece a los visitantes la oportunidad única de observar a los asturcones en su hábitat natural. Hay varias rutas de senderismo y miradores desde donde se pueden avistar estos caballos salvajes. Uno de los lugares más populares para la observación de asturcones es el Mirador del Fitu, que ofrece unas vistas panorámicas impresionantes de la sierra y sus alrededores.

Es importante recordar que los asturcones son animales salvajes y es necesario mantener una distancia segura para no perturbar su comportamiento natural. Se recomienda utilizar prismáticos o cámaras con teleobjetivo para poder observarlos de cerca sin interferir en su rutina diaria.

Conservación y protección

La conservación de los asturcones y su hábitat es una prioridad en Asturias. Estos caballos salvajes son considerados un tesoro natural y cultural de la región, y se han implementado diversas medidas para garantizar su supervivencia.

Una de las medidas más importantes es la creación de reservas naturales y áreas protegidas donde los asturcones pueden vivir en libertad. La Sierra del Sueve es una de estas áreas protegidas, donde se han establecido normas estrictas para la conservación de los caballos y su entorno.

Además, se llevan a cabo programas de cría en cautividad para asegurar la diversidad genética de la población de asturcones. Estos programas permiten la reproducción controlada de los caballos en un entorno seguro, y los potros nacidos en cautividad son posteriormente liberados en la naturaleza.

Tal vez te interese:   Furgonetas de caballos ocasión España - Encuentra las mejores ofertas

La Sierra del Sueve es un lugar único en Asturias donde los caballos salvajes asturias encuentran su hogar. Estos asturcones, descendientes de los caballos prehistóricos que habitaron la región, son una parte integral de la cultura y la identidad de Asturias. La observación de estos majestuosos animales en su hábitat natural es una experiencia inolvidable y una forma de conectar con la naturaleza. La conservación y protección de los asturcones y su entorno es fundamental para garantizar su supervivencia y preservar este tesoro natural para las generaciones futuras.

Foto del avatar

Raúl Pérez

Hola me llamo Raúl Pérez y soy un apasionado del mundo ecuestre con una vasta experiencia en el cuidado, entrenamiento y competencia de caballos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información